28 de noviembre del 2019

¿En qué consiste la tasación de una casa?

En el sector inmobiliario es necesario dar una serie de pasos para saber lo que vale nuestra casa cuando la queremos vender. Para ello es esencial realizar una tasación.

Y también se usa cuando solicitamos una hipoteca a una entidad bancaria. Según BBVA, esto es así porque el precio del inmueble derivado de la tasación es fundamental para que el banco establezca el importe de financiación que puede otorgar a su cliente.

Importancia de la tasación

Según BBVA, la tasación es importante por dos motivos: el banco se cerciora del valor real que tiene la vivienda en el mercado inmobiliario y le sirve a la entidad bancaria para asegurarse, en caso de un impago futuro del hipotecado, poder cubrir la deuda.

¿Qué es un informe de tasación? Es un certificado que exigen las entidades financieras para conceder un crédito hipotecario. Su finalidad es valorar el precio real de la vivienda para garantizar que las condiciones de venta se ajustan a la realidad del inmueble. La tasación tiene un coste que debe asumir el cliente, una vigencia de seis meses y se puede solicitar en cualquier sociedad de tasación supervisada y acreditada por el Banco de España.

 

La información que nos aporta un informe de tasación refleja el valor de la vivienda (a partir del que se calculará el importe del préstamo), así como la referencia para determinar el valor de subasta (cuota mínima por la que se ejecutaría la vivienda en una subasta si no se devuelve el préstamo). La tasadora Tinsa explica que en el documento de tasación se indicará también si existe algún tipo de anomalía en el Registro de la Propiedad, en el Catastro o en la situación urbanística de la vivienda.

Elementos para determinar el valor de una casa

Según BBVA, las tasaciones inmobiliarias son un proceso regulado y uniforme, independientemente del tasador que lo realice. Los elementos son el estado de edificio de la casa, la ubicación de la vivienda, la superficie de la casa, la orientación, la distribución de las habitaciones, porque en una casa los metros no lo son todo: la distribución y organización de las instancias y el ascensor en el edificio.

¿Qué se comprueba en la tasación de una vivienda?

Identificación del inmueble

La confirmación de que coinciden los datos de la vivienda valorada con los aportados de la finca registral expedida por el Registro de la Propiedad. Para ello se comprobarán sobre la documentación registral la titularidad de los inmuebles, superficies y descripción así como todos los posibles derechos reales, servidumbres o cargas inscritas.

Régimen de protección

Una comprobación sobre si la vivienda está acogida a algún tipo de protección oficial para descartar las posibles limitaciones que pudiera tener en una segunda transmisión.

Régimen de protección del patrimonio arquitectónico

Según la tasadora Tinsa, se deberá conocer si el inmueble cuenta con alguna protección derivada de su interés histórico, arquitectónico o artístico regulado por las diferentes normativas.

Se comprueba el estado de la finca y posibles irregularidades

Desde BBVA remarcan que, en este punto, se comprobará que la finca registral que se va a tasar es la correcta e incluirá dicha comprobación en el informe de tasación. Y que no existe ninguna irregularidad urbanística que afecte al inmueble que se va a tasar.

Adecuación del inmueble al planeamiento urbanístico vigente

Se basa en el análisis si la vivienda pudiera sufrir alguna incidencia negativa desde el punto de vista urbanístico que podría limitar su uso.

 

“Una vez realizado el informe, el técnico lo envía al departamento de Control de Tinsa, donde un equipo específico confirma el cumplimiento de toda la normativa de aplicación, la documentación necesaria y que los datos y conclusiones son coherentes con la información de mercado de la zona y con la bases de datos de la Compañía. Una vez dado el visto bueno, el informe se envía al cliente”, explica César Escobar, codirector de Control de Valoraciones de Tinsa.

¿Cuánto cuesta la tasación de una casa?

El precio de tasación de una casa gira en torno a los 400 euros, pero varía de una empresa a otra, por lo que es mejor pedir consejo a un asesor inmobiliario y también valorar diversas sociedades de tasación.

¿Qué es una tasación online?

Tinsa nos aclara que no es una tasación ‘oficial’ ni es válida para justificar el valor de un inmueble para garantía hipotecaria, ya que la Orden ECO establece que la tasación para garantía hipotecaria debe incluir una visita del técnico al interior del inmueble.

Una valoración online (AVM Automated Model Value) es la realizada por métodos estadísticos y sin ningún tipo de intervención humana. A partir de los datos facilitados por el usuario (dirección, características del inmueble…) y de una base de datos obtenidos previamente, la AVM aplica modelos matemáticos y estadísticos para establecer el valor más probable para ese inmueble.

“Es una herramienta útil como aproximación al valor de mercado de un inmueble, sin que sea equivalente ni sustituya a la tasación presencial realizada por un técnico. Se utiliza de modo habitual para valorar grandes carteras de activos por parte de entidades financieras e inversores. También lo utilizan las agencias inmobiliarias y APIs como herramienta de asesoramiento a sus clientes, y se ha extendido su uso entre ciudadanos particulares que quieren tener la máxima información posible antes de cerrar un acuerdo de compra de un inmueble”, aclaran desde la tasadora.

Fuente: www.yaencontre.com